fbpx Skip to main content

La excedencia laboral

By 10 de May de 2022July 11th, 2023Articles

A menudo, durante la relación laboral, pueden existir circunstancias que provoquen que la persona trabajadora tenga que interrumpir el desempeño de su profesión. Para ello, el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores (ET) ha previsto la figura de la excedencia.

1.- CARACTERÍSTICAS Y TIPOS

La excedencia es un derecho que tiene cualquier trabajador y una situación laboral que puede solicitarse de forma voluntaria a la empresa, con el fin de atender o satisfacer diferentes circunstancias personales o profesionales.

Sus características esenciales son que: (i) el contrato queda en suspenso durante un período de tiempo, y (ii) se suspenden las obligaciones esenciales que caracterizan al contrato de trabajo, esto es, el deber de prestar los servicios por parte del trabajador y la obligación de abonar el salario o cotizar por parte de la empresa.

Las dos modalidades principales son la excedencia forzosa y la excedencia voluntaria. Aunque se contemplan otras categorías de carácter especial, como la excedencia por cuidado de hijos o por cuidado de familiares (artículo 46.3 del ET).

2.- REQUISITOS

En el caso de la excedencia forzosa, el Estatuto regula que ésta se concederá por designación o elección para un cargo público que imposibilite la asistencia al trabajo, aunque también se tiene derecho por ostentar cargos electivos a nivel provincial, autonómico o estatal, en las organizaciones sindicales más representativas (artículo 9.1 b) Ley Orgánica de Libertad Sindical) y por el cumplimiento de un deber público (artículo 37.3.d del ET)

Por otro lado, para hacer uso de la excedencia voluntaria se precisará de, al menos, un año de antigüedad en la empresa e, igualmente, de no haberse solicitado otra excedencia similar durante los últimos cuatro años. Asimismo, el plazo de duración de esta deberá ser de entre cuatro meses a cinco años.

¿Cómo se solicita una excedencia?

Lo más común, y conveniente en estos casos, es realizar un escrito que vaya dirigido a la empresa con una antelación a la fecha en la que se pretenda iniciar la misma, en el que se explique de forma concisa la intención de ejercitar este derecho, el tipo de excedencia, el plazo de duración y las fechas de inicio y finalización previstas.

Enviado el escrito, la empresa procederá a contestar la solicitud denegando o aceptando la petición.

¿Es obligatorio explicar los motivos de la solicitud?

Si se trata de una excedencia voluntaria, generalmente no. La empresa no puede exigir al trabajador su justificación, sin perjuicio de lo que disponga el convenio colectivo aplicable al contrato de trabajo.

¿Puede otro trabajador ocupar el puesto de trabajo?

En la excedencia forzosa, al existir el derecho a la reserva del puesto, no. En la excedencia voluntaria, sí, ya que la empresa tiene la posibilidad de realizar contrataciones para sustituir al trabajador excedente al no existir la reserva del puesto de trabajo.

3.- EFECTOS

  • Excedencia forzosa:
    • Da derecho a la conservación del puesto.
    • Computa a efectos de antigüedad de su vigencia.
    • Mantiene la relación laboral en suspenso.
  • Excedencia voluntaria:
    • Lo que se tiene es un derecho preferente al reingreso (que no a la reserva del puesto) en las vacantes de igual o similar categoría a la que se pertenezca que hubiera o se produjeran en la empresa. Esto significa, de acuerdo con la Sentencia del Tribunal Supremo de 12 de septiembre de 2018, que el alcance del derecho de reincorporación se configura como una expectativa de derecho que se hace efectivo cuando existe una vacante.
    • No computa a efectos de antigüedad.
    • Se asemeja a una suspensión de la relación laboral.

Este régimen diferenciado se debe al interés en juego presente en el caso de una u otra excedencia, ya que, como estableció la Sentencia del Tribunal Supremo de 28 de noviembre de 2017, en las excedencias forzosas o especiales concurren causas específicas y cualificadas de impedimento, incompatibilidad o dificultad de trabajar, que, a diferencia de la situación de excedencia voluntaria común, donde el interés personal o profesional del trabajador excedente voluntario el que no reserva para él un puesto de trabajo, justifican la reserva del puesto.

¿Cómo se puede ejercitar el derecho a reincorporación o, en su caso, al reingreso?

Si se está ante una situación de excedencia forzosa el reingreso deberá ser solicitado dentro del mes siguiente al cese en el cargo público o cargo electivo sindical.

Si, por el contrario, se encuentra en situación de excedencia voluntaria, lo normal es redactar un escrito dirigido a la empresa, con anterioridad a que la excedencia llegue a su fin. Lo normal es que se haga uno o dos meses antes, salvo que el convenio colectivo se pronuncie al respecto.

¿Qué sucede si la empresa no reincorpora o niega el derecho al reingreso?

En el caso de la excedencia forzosa o algún tipo de excedencia de carácter especial, si no se lleva a cabo la reincorporación en el puesto, la empresa incumpliría el deber de reservar el puesto y reincorporar al trabajador, por lo que, en ese caso, lo más apropiado sería presentar una demanda por despido.

Para la excedencia voluntaria, que, como se ha dicho, otorga un derecho preferente al reingreso en puesto de trabajo, pueden darse varios supuestos:

  • 1. La empresa contesta comunicando que no tiene un puesto similar al que se desempeñaba, denegando, por tanto, el reingreso ante la inexistencia de vacantes, en cuyo caso habrá que esperar a que la vacante se produzca (incluso si ha transcurrido el período de la excedencia).
  • 2. La empresa contesta y niega el reingreso en una forma o voluntad inequívoca de dar por extinguida la relación laboral, en cuyo caso habría que interponer una demanda por despido.
  • 3. La empresa reconoce la relación laboral pero niega el derecho a reingresar, en cuyo caso, según la Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de octubre de 1994, habrá de ejercitarse la acción de reingreso, dirigida a que se reconozca el derecho a reincorporar al puesto de trabajo.
  • 4. La empresa no contesta a la solicitud de reingreso, siendo el efecto, según la jurisprudencia, considerarlo igual que si rechaza la reincorporación por inexistencia de vacantes. En este caso es conveniente ver si el convenio colectivo obliga a la empresa a contestar la petición y, en caso afirmativo, en qué plazo.

¿Y si se demora el reingreso?

En ese caso se tendría derecho a los salarios dejados de percibir, desde que iniciase esa demora en el reingreso por parte de la empresa.

IMPORTANTE: El Estatuto de los Trabajadores establece una regla de mínimos, es decir, que el convenio colectivo aplicable a la empresa puede desarrollar este contenido y extender la excedencia a otros supuestos colectivamente acordados, con el régimen y los efectos que allí se prevean (art. 46.6 ET), por lo que no debe olvidarse consultar el mismo.

En Surco Legal le recomendamos, por tanto, que haga una valoración previa para conocer qué tipo de excedencia se acomoda a cada circunstancia y situación, ya sea empresa o trabajador. Si un trabajador de su empresa le ha notificado una excedencia, o, si está pensando en pedir una excedencia a su empleador y necesita asesoramiento en la materia, nuestros asesores laborales y abogados estarán encantados de ayudarle.

Leave a Reply

5 × four =